Desayuno Informativo 15/11/18


Volvemos a celebrar un nuevo desayuno informativo en el que transmitimos nuestro posicionamiento sobre la actualidad de Estella-Lizarra.

El turismo debería ser el motor de la ciudad, y no lo es, pues volvemos a comprobar la falta de un proyecto para la ciudad. Una falta que se traduce en una política de improvisación plagada de parches y ocurrencias. Muestra de ello es el acuerdo que se llegó con un club de futbol para que nos hicieran publicidad, por el cual el Ayuntamiento pagó una cantidad y al año siguiente el Ayuntamiento lo quitó, una ocurrencia de un año para otro.

Hace poco los concejales visitamos San Jean de Pie di Port, y al igual que el año pasado y los anteriores, advertimos de la falta de información de nuestra ciudad en la oficina de turismo, un punto clave en una ciudad en la que viven totalmente del turismo, y con la que tenemos la suerte de estar hermanados, y en la que con esta desidia no existimos. Esta grave falta es responsabilidad de EH Bildu pero sobre todo es responsabilidad directa de Ahora-Orain, que nuevamente ha dejado pasar el tiempo sin hacer nada. EH Bildu también advirtió de esta falta y lo traslado a Ahora-Orain el año pasado, 1 año después ningún cambio al respecto. El Jumelaje no debe ser solo juntarnos y el tímido impulso que se ha dado ahora, sino que hay que reunirse a nivel técnico ver como trabajan, porque viven totalmente del turismo, y nosotros que podríamos hacer igual no lo hacemos. 3 años perdidos.

La falta de la limpieza de la ciudad es algo real. Llevamos viéndolo como noticia reseñable tras las fiestas, y es que, por mucho que algunos digan que está todo muy guay, no es así, y mientras el alcalde nos pide a los demás ciudadanos más civismo, tenemos su partido pegando carteles por todos lados saltándose el bando que publicó Alcaldía, a los chicos del Gaztetxe saltándose la ley, y la complicidad con las pintadas en la ciudad es tan grave, que hemos llegado a un punto en el que estamos viendo como la ciudad se llena de pintadas de "gora ETA" incluso en la puerta de policía municipal. Algo totalmente incompatible con los discursos que desde Alcaldía y la Presidencia de Navarra afirmaban en la Asamblea de Municipios del Camino de Santiago sobre convivencia, tolerancia y respeto, ojalá nadie las haya visto y no se hayan llevado esa imagen.

Esta semana hemos conocido la intención de Mancomunidad de Montejurra de subir las tasas a raíz de la Ley que sacó el tripartito en Navarra. El PSN-PSOE, siendo víctima de la falsa “participación” que predica EH Bildu, fue excluido y no nos dieron representación, a pesar de que nosotros en la pasada legislatura les dimos representación a todos los grupos. Esa exclusión decían que era para hacer un "cambio" en la mancomunidad, ya hemos visto en que se traduce. Estella-Lizarra es la ciudad que más paga a la Mancomunidad y la atención deja mucho que desear. La basura se acumula y los contenedores no se limpian, emitiendo unos olores que a ver quién es el valiente que pasa al lado. Nos excluyeron para dejar desatendida la ciudad y cómo vemos ahora, para subirnos las tasas, pero no para un mejor servicio, sino para hacer igual que hicieron con la contribución de la ciudad, que aunque se subió tampoco se ha traducido en más y mejores servicios.

Por suerte, dentro de 7 meses son las elecciones, y con ello parece que por fin van animarse a hacer cosas. La campaña electoral comienza y con ello obras necesarias. Por ejemplo, prometieron al barrio de Lizarra que se denunciaría a la empresa que gestiona el mantenimiento de los ascensores y que ese dinero se traduciría en mejoras para el barrio. 3 años después ni un solo arreglo ni cambio. Un nuevo engaño para los vecinos a los cuales ahora de cara a las eleciones les prometen que igual cambian los ascensores.

Estella-Lizarra necesita recuperar un proyecto claro de ciudad. Ahora no lo hay.