"El PSOE es el partido que defiende los valores democráticos, el progreso y la dignidad de las personas"


La portavoz del Comité Electoral afirma que los socialistas no tienen “ni un minuto que perder” de cara a las elecciones autonómicas, municipales y europeas de 2019. Peña subraya que el PSOE se marca el triple objetivo de revalidar los gobiernos que ya tiene, presentar alternativa en el resto de territorios y abanderar un programa de progreso en la UE.

Esther Peña, portavoz del Comité Electoral del PSOE, afirmó este lunes que los socialistas han dado ya el “pistoletazo de salida” de cara a las elecciones autonómicas, municipales y europeas de 2019 con tres objetivos muy claros: revalidar los gobiernos que ya tiene el PSOE, “demostrando que hay otra manera de hacer las cosas” y poniendo en valor las “buenas prácticas” socialistas; presentar una alternativa en el resto de territorios para “ofrecer a los ciudadanos otra manera de actuar”; y abanderar en la Unión Europea la causa del progreso.


En la rueda de prensa posterior a la primera sesión de trabajo de este órgano, Peña agregó que el programa electoral de los socialistas de cara a estas citas con las urnas dará “certidumbre” y “esperanza” a los ciudadanos, y que su denominador común será que el PSOE es el partido que defiende los valores democráticos, la dignidad de las personas y que asegura el progreso para España. Este programa, agregó, será “inclusivo” y contará con aportaciones de diversos colectivos y de toda la sociedad. La portavoz también subrayó la coordinación del comité con las estructuras territoriales del partido y con los responsables de los socialistas europeos.

A preguntas de los periodistas, Peña mostró su convencimiento de que el Gobierno de Pedro Sánchez sacará adelante los presupuestos para 2019 y puso el foco en la necesidad de que se aprueben los 6.000 millones extra que supone la nueva senda de gasto negociada con Bruselas por el Ejecutivo socialista. En palabras de la portavoz del Comité, esos 6.000 millones servirían para “mejorar el bienestar de los ciudadanos”, lo que debería ser “motivo más que suficiente” para que se llegue a un buen acuerdo. Además, pidió a PP y Ciudadanos que “recapaciten” y “dejen fuera sus frustraciones”, porque los chantajes que intentan hacer al Gobierno bloqueando esta senda son en realidad un chantaje “a todos los ciudadanos”. En cuanto a la posición de Podemos, Peña consideró que hay “bases firmes” para poder alcanzar un acuerdo, y que el PSOE está haciendo “todo lo posible” para alcanzarlo y cerrar un documento que resuelva “los problemas de los españoles”.

Finalmente, y preguntada el acto que este fin de semana convocó Vox en Madrid, la socialista criticó que la derecha española esté “escorada hacia el extremo” y que PP y Ciudadanos “hayan abandonado la moderación” y alimenten este tipo de “respuestas ultra”. Peña consideró que los ciudadanos quieren “soluciones” a sus problemas cotidianos, y no que se alimente el “ruido” y el “odio”, y tildó de “lamentable” que el PP “esté pidiendo” el voto de aquellos que mantienen posiciones xenófobas, homófobas y que van contra los derechos de las mujeres. “No sabíamos que estaba tan debilitado”, reflexionó.