Acuerdo de Presupuestos para un Estado Social









La ministra de Hacienda, la socialista María Jesús Montero, afirmó este jueves que el acuerdo presupuestario para las cuentas de 2019 que el Gobierno ha suscrito con Unidos Podemos dará un impulso clave a la Agenda del Cambio. Las cuentas, apuntó, son “valientes y sostenibles”, cumplen “el compromiso con los ciudadanos y ciudadanas” y también el compromiso de consolidación fiscal con la Unión Europea.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Montero reivindicó la necesidad de revertir los recortes trasladados a la ciudadanía durante la crisis económica: “Revertimos recortes que arrebataron derechos y protegemos a las personas más vulnerables, cambiando el modelo productivo para que tengamos una economía más competitiva y mejorando nuestra calidad democrática, que es la base de la convivencia”.
Montero subrayó que el núcleo del acuerdo es “poner a las personas en el centro de todas las actuaciones” o, en otras palabras, “gobernar con y para la gente” para “mejorar la vida” de todos los ciudadanos. Entre otras medidas, destacó la subida de las pensiones y el salario mínimo, las reformas para frenar la subida de los alquileres, la lucha contra la pobreza infantil o el incremento de los fondos para el pacto de Estado contra la violencia de género.

“Los ciudadanos de este país no pueden esperar y no entenderían que no fuéramos capaces de ponernos de acuerdo para recuperar derechos, blindar los servicios públicos y avanzar como país en la inclusión de todas y todas”, enfatizó Montero, que también se refirió a otras propuestas del pacto, como la mejora de las becas, la eliminación de recortes en Sanidad, Educación y dependencia y la equiparación de los permisos de paternidad y maternidad.

Isabel Celaá, portavoz del Gobierno y ministra de Educación y Formación Profesional, por su parte, explicó que el objetivo del Ejecutivo de Pedro Sánchez es que “los españoles noten en sus vidas que la crisis pasó” y poner fin a la etapa de retroceso en “libertades, calidad democrática, convivencia y cohesión social” que supuso el Gobierno de Mariano Rajoy. “Son unos presupuestos preparados para hacer avanzar al país en su conjunto”, resumió.