Preocupante la amnesia de EH Bildu


El PN-PSOE acusa a EH Bildu de no asumir sus responsabilidades en el caso de Oncineda ni haber hecho nada por aportar soluciones.

Los socialistas acusamos a EH Bildu de falta de autocrítica en el caso de Oncineda y de culpar a los demás en lugar de asumir sus responsabilidades. De hecho, el propio dictamen del Consejo de Navarra subraya la autocomplacencia de EH Bildu y el hecho de que haya permitido llegar a una situación que complicaba notablemente la viabilidad económica del Ayuntamiento. 

En este sentido, criticamos la “amnesia” del alcalde de EH Bildu, que parece olvidar que su partido apoyó el proyecto de Oncineda, y que en año 2015 podía hacer revertido el proceso, ya que todavía estaba en plazo, y no lo hizo. Y ahora, en cambio, EH Bildu hace una lectura “parcial e interesada” del dictamen del Consejo de Navarra para presentarse como “salvador” del Ayuntamiento cuando, durante años, ha sido parte del problema sin aportar soluciones y poniendo palos en las ruedas.

Recordamos que hemos votado a favor de todos los procedimientos de revisión de oficio para la declaración de nulidad de los actos administrativos relativos a Oncineda. E, igualmente, siempre hemos apoyado las propuestas planteadas para defender al consistorio, aun cuando no se nos ha facilitado información. Por lo que negamos, como así reconoció Koldo Leoz en el Pleno de Abril, haber puesto alguna traba durante todo el procedimiento.


Los socialistas apostamos por consensuar entre todos los grupos la salida a los problemas actuales. Eso sí, UPN y EH Bildu tienen que asumir que su inacción durante estos años también nos ha llevado al punto en el que nos encontramos.

La operación de Oncineda preveía el intercambio de terrenos con vecinos de la localidad para la construcción de la ciudad deportiva, de tal modo que no tuviera coste económico para el consistorio. En ese momento, el registro de la propiedad instó al ayuntamiento a realizar una valoración sobre estos terrenos para poder inscribirlos y, de esa manera, fijar el precio sobre la base de los informes solicitados por el ayuntamiento, en 43,94 euros/m2. Sin embargo, con UPN en la alcaldía se dio por buena una valoración particular de uno de los vecinos que elevaba ese importe hasta los 108 euros/m2 y que podría haber supuesto para el consistorio indemnizaciones millonarias.