Denunciamos la falta de apuesta por la educación pública


Los socialistas hemos destacado el notable incremento de solicitudes de pre-matrícula en la enseñanza privada concertada en Estella. Incremento del 4 por ciento respecto al curso pasado, que sube al 6 por ciento si comparamos con el inicio de la legislatura. 

Así, el modelo AG-PAI en la red pública subió en el curso 2016/2017, mientras que perdió once puntos en los dos últimos cursos académicos. En cambio, las solicitudes en la concertada se han incrementado, de tal forma que el porcentaje actual de alumnado en este modelo es del 67,67 por ciento en centros de titularidad privada concertada frente al 33,33 por ciento en centros públicos. Un realidad en la que, como explica el portavoz del PSN-PSOE en materia educativa, Carlos Gimeno, inciden los criterios sociales, ya que en los centros públicos es donde se concentra más alumnado en desventaja sociocultural, de hasta un 30 por ciento en Remontival.

Como señala el socialista, “el Departamento de Educación no está apostando por la red pública, ni la está dotando de recursos suficientes, y el resultado es que muchas familias se marchan a la concertada allí donde hay oferta”.

Por otro lado, y respecto al modelo BD, la oferta privada ha crecido en un punto sobre la pública con respecto al inicio de la legislatura. Sin embargo, ha habido un descenso de diez puntos en el último curso académico. 

Gimeno señala, además, que hay dos elementos que han condicionado la pre-matrícula. Uno de ellos, el transporte escolar, pues los alumnos de Estella no saben si podrán utilizar, como hasta ahora, las plazas libres del transporte comarcal para llegar a los centros públicos. El otro, la polémica en torno a la jornada continua y la falta de un proyecto para las familias.

Otra lectura de los datos es la relativa a las preferencias lingüísticas de las familias. Hay que recordar que 44 localidades se han incorporado a la zona mixta. Sin embargo, la demanda del modelo D en esos municipios es minoritaria y ha descendido. Crece en dos puntos la matriculación en los modelos A y G (del 80 al 82 por ciento) y baja en dos puntos en el D (del 20 al 18 por ciento). Además, el 96 por ciento de las familias elige el PAI frente al 4 por ciento que opta por un modelo D en los municipios incorporados a la zona mixta.

Gimeno sigue defendiendo la necesaria elaboración de un Plan Estratégico para la Escuela Pública de la Comunidad Foral de Navarra.