Consideramos extraña la cesión de la antigua Escuela Infantil Pública para su uso como Escuela Privada.


El PSN-PSOE mostramos nuestra “extrañeza” ante la cesión por parte del Gobierno de Navarra del local que ocupaba la antigua Escuela Infantil Izarra a la Asociación Espacios Familiares – Familia Guneak, que lleva a cabo actuaciones de atención a la infancia y las familias en un edificio de titularidad pública.

La normativa navarra establece que el uso de los bienes inmuebles podría ser cedido para fines de utilidad pública a favor, entre otros, de entidades sin ánimo de lucro. Sin embargo, el portavoz socialista de Educación, Carlos Gimeno, entiende que, al margen de que exista informe jurídico favorable y haya sido examinado el expediente por pagarrte de la intervención delegada, vista la publicidad de la Asociación, parece que pudieran no cumplirse las condiciones impuestas en el acuerdo de cesión.

Gimeno considera, además, que no se entiende esta actuación gubernamental desde el punto de vista de la política educativa. De hecho, la escuela privada que ahora ocupa el local público tiene una oferta de atención y servicio que podría hacer competencia a la Escuela Infantil Municipal financiada, en este caso, con recursos públicos. Por ello, entiende el socialista que la competencia, al margen de no tener un carácter educativo objetivado por normativa, pudiera calificarse como desleal.

Como recuerda Carlos Gimeno, el acuerdo programático del cuatripartito habla del carácter educativo innegable de la Educación Infantil, y se apuesta por la gestión pública de esta etapa, aspirando a su gratuidad y a la red única. Sin embargo, cree que es “curioso” que el propio ejecutivo ampare determinadas actuaciones, legales o no, que pueden interpretarse como competencia desleal a ofertas infantiles de carácter público y que sí cumplen con requisitos educativos en la ciudad de Estella.

El patrocinio por parte del ejecutivo navarro de estas actuaciones ningunea, a criterio del PSN-PSOE, la planificación coherente de las políticas educativas dirigidas al alumnado potencial de la etapa de educación infantil en la Comunidad Foral. El Gobierno de Navarra, en lugar de planificar un número suficiente de plazas, ampara otras ofertas de carácter privado con recursos públicos, sumando esta decisión a la anterior del propio ejecutivo de elevar a rango de norma el incumplimiento “a demanda” del D.F. 28/2007 que recoge los requisitos para centros educativos.

Para el PSN-PSOE, la administración educativa foral debería contribuir a que los recursos públicos se dirijan a crear un marco necesario que asegure la atención en entornos educativos de calidad públicos y compensadores de las desigualdades personales, culturales y sociales y, no a fomentar con recursos de todos y de todas iniciativas privadas y centros de variada tipología y condiciones no homologables educativamente.