Encuentro del PSN-PSOE y PSE-EE

La Secretaria General del PSN-PSOE, María Chivite, y su homóloga del PSE-EE, Idoia Mendia, han coincidido en señalar que el Gobierno de Navarra debería negociar con el central un convenio o, al menos, una encomienda de gestión que le permita controlar los pasos que se dan, ganar en agilidad y avanzar de forma más rápida en las obras del Tren de Altas Prestaciones. La encomienda de gestión es la fórmula que maneja el Gobierno vasco, la “mejor” ha dicho Mendia, ya que les permite gestionar muchos de los tramos del tren.

Las dos secretarias generales han coincidido en que el TAP es una herramienta de cohesión territorial y de desarrollo económico y social. Pero Chivite ha lamentado que el PNV no esté apostando por él en Navarra, como sí está haciendo desde el Gobierno vasco. El problema, ha dicho, es que aquí sus socios en el cuatripartito no comparten la necesidad de la obra, y el ejecutivo de Barkos no ha peleado por ella y la ha dejado en manos del Ministerio de Fomento.


Es una de las cuestiones que se ha abordado en la reunión celebrada hoy y a la que han asistido por parte del PSN-PSOE la Secretaria General, María Chivite, el Secretario de Organización, Ramón Alzórriz, y la Secretaria de Administraciones Públicas, Inma Jurío. La delegación del PSE-EE ha estado compuesta por la Secretaria General, Idoia Mendia, el presidente del partido en Euskadi y consejero de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno vasco, Iñaki Arriola, y Secretario de Organización, Miguel Ángel Morales.

Sobre la mesa también ha estado la fiscalidad. María Chivite ha criticado que en Navarra son las rentas medias las que han recibido un mayor castigo y están pagando todo el coste de la reforma fiscal del ejecutivo de Barkos. Mendia ha asegurado que la reforma acometida en el País Vasco es mucho más eficaz que la navarra y, además, graba a las empresas en función de sus ingresos reales.

Chivite y Mendia han coincidido en la defensa del convenio económico, en el caso de Navarra, y del concierto vasco. Las dos han compartido la necesidad de hacer pedagogía en esta materia y de defender un sistema de financiación que, aunque singular, es justo y solidario dentro del conjunto de España. Como ha recordado Chivite, Navarra contribuye un 1,6 por ciento el PIB, y eso es lo que aporta vía convenio económico.

No obstante, las dos han señalado la necesidad de abordar un modelo de financiación autonómico estable que garantice servicios públicos de calidad para todas las comunidades. Y de hacerlo siempre desde el respeto a la singularidad de Navarra y País Vasco recogida en la Constitución.

Chivite ha valorado positivamente la presencia del PSE-EE en el Gobierno vasco al “atemperar determinados anhelos nacionalistas y dar moderación y sensatez, entendiendo cuáles son las prioridades de la ciudadanía”.

Ha recordado que el objetivo del PSN-PSOE es poder conformar en 2019 un gobierno de izquierdas en Navarra.

Al hilo de las últimas encuestas electorales, las dos secretarias generales han subrayado que el PSOE es un partido serio, con historia, con propuestas claras y proyectos solventes que trascienden las modas.