El PSN-PSOE critica el prejuicio del Gobierno de Navarra los docentes

El PSN-PSOE critica que el Gobierno de Navarra vuelve a perjudicar a los docentes con su Orden Foral 55/2016 en la que se articula la contratación de interinos. Para el cuerpo de maestros y todas las especialidades y cuerpos docentes que no eligieron plaza en junio y julio se obliga ahora en agosto a aceptar jornadas del 50 por ciento de horas lectivas. En cambio, en junio, el cuerpo de secundaria pudo rechazar jornadas que fueran inferiores al 80 por ciento de horas lectivas.

Los socialistas consideran inadmisible que se utilicen los textos normativos para trasladar argumentos falsos en las exposiciones de motivos, como los de la citada Orden Foral, que dice que existe una solicitud de los sindicatos de modificar e introducir mejoras cuando en realidad esa Orden Foral se ha publicado sin negociación ni consenso y no se ha abordado en la Mesa Sectorial de Educación.

Señalan que era necesario mejorar la gestión de la contratación temporal del profesorado pero que esta Orden Foral no lo hace. Elimina la combinación de mérito y capacidad, favoreciendo la experiencia docente y perjudicando a quien no la tiene. Además, se ampara al profesorado de perfil de vascuence que, al margen de haber tenido la doble oportunidad de examinarse en la misma especialidad en dos idiomas, ha podido ingresar en las listas obteniendo una puntuación positiva. Eso ha generado un efecto llamada de otra comunidad, que a futuro puede virar a un efecto salida generando inestabilidad, desigualdad e injusticia en la escuela pública navarra.

Según dice el portavoz de Educación socialista, Carlos Gimeno, esta nueva norma desampara al profesorado interino que acreditó su conocimiento aprobando una prueba selectiva y ejerció la atención a la diversidad en los años de crisis en los que no pudo consolidar su puesto de trabajo por no haber ofertas de empleo público.

Ahora, dice, se genera una desigualdad entre los cuerpos de primaria y secundaria respecto a las pruebas selectivas derivadas de ofertas de empleo público, y condiciones laborales diferentes. Una arbitrariedad más que vuelve a poner de manifiesto la errática gestión del Departamento de Educación, que acentúa la inestabilidad y la incertidumbre del sistema educativo navarro público.